info@gesurisorto.it

CroatianEnglishFrenchGermanItalianSpanish

Breves notas históricas CGR

La Comunidad Jesús Resucitado nace oficialmente el 7 de junio de 1987 en Roma, en los locales de la parroquia “Asunción de María Santísima” en el barrio del Quadraro.

Los fundadores son tres matrimonios que provienen de un largo camino en la Renovación Carismática Católica: el diácono Giampaolo Mollo y Anna Liberace, el diácono Paolo Serafini y Carmencita Leonardi, y Alfredo Ancillotti y Jacqueline Dupuy, que han contribuido al nacimiento de la Renovación Carismática Católica en Italia y a su expansión.

Les sigue un “pequeño resto”, constituido por todos los que, habiendo compartido con ellos la experiencia exaltante de una precedente Comunidad carismática, están decididos a reconstruir y a defender la autenticidad y potencia de la vocación recibida.

Las “Líneas características” se presentan enseguida al cardenal Ugo Poletti, entonces Vicario general del Papa para la diócesis de Roma, con quien los dos diáconos habían mantenido siempre una filial relación y a quien se habían dirigido para pedirle consejo antes de la fundación de la nueva Comunidad. Ésta en brevísimo tiempo presenta un rápido desarrollo en varias partes de Italia y consolida su presencia en dos diócesis de la vecina Croacia.

Los primeros años son todo un fermento de iniciativas misionarias y de formación espiritual, además de realización de Servicios nacionales que puedan sostener con conocimientos y carismaticidad los diversos Encuentros. El primero ante todos el Congreso, que parte de una inicial presencia de 250 personas, provenientes de toda Italia, hasta llegar en el arco de pocos años a 5000-6000 presencias, provenientes incluso de otras Naciones y Continentes.

El 12 de febrero de 1993, después de una larga y dolorosa enfermedad, entregada hasta el final a la Comunidad y a la Iglesia, muere Jacqueline Dupuy Ancillotti.

En 1994 subsiguen algunos importantes acontecimientos.

  • En el mes de Marzo de 1994 nace la revista “Jesús Resucitado”, con el objetivo de transmitir la espiritualidad de la Comunidad a través de la publicación de artículos, enseñanzas y testimonios. Desde el primer número en manos del matrimonio Roberto Ricci e Agata Alberta Avòli, obtiene enseguida un gran éxito de difusión.
  • El 5 de Octubre de 1994 la Comunidad de Fundación llama a Roberto Ricci y a Agata Alberta Avòli para que formen parte de un nuevo organismo que desde el 10 de diciembre de 1994 se llamará oficialmente Comité Nacional de Servicio (CNS) y al que la Fundación misma confluirá.

La exigencia de ampliar la responsabilidad nacional es de orden solamente espiritual: sirve para crear hoy las condiciones y las modalidades para garantizar la vida y el gobierno de la Comunidad incluso en los años que vendrán. Mientras la de dar este nombre a tal organismo es, en cambio, de orden más práctico, ya que es la misma nomenclatura usada para esta organismo por la Renovación Carismática en las otras Naciones y en este momento histórico, viene en ayuda a los pasos que las diversas realidades carismáticas italianas están haciendo, junto a una apropiada comisión CEI, para llegar a un reconocimiento oficial común.

La comisión, presidida por Mons. Gervasio Gestori (Subsecretario de la CEI) y representándonos a nosotros Giampaolo e Anna Mollo, ya ha tenido sus encuentros preliminares en Collevalenza (en el periodo que va desde finales de febrero a septiembre de 1993) y ahora estamos esperando sus conclusiones.

Al inicio se plantea también la posibilidad de que todas las realidades italianas, por lo menos las mayores, puedan llegar a tener un único CNS, que las represente y gobierne a todas; luego la decisión final será, en cambio, la de hacer mantener a cada realidad su camino y sus organismos: al RnS, que es la realidad mayormente difusa por el territorio nacional, le vendrá dado el reconocimiento CEI, ad experimentum; a las otras realidades, entre las cuales la nuestra, le vendrá dado, en cambio, un reconocimiento diócesis por diócesis (allí donde estén presentes y donde, naturalmente, el Obispo local decida oficializar su existencia y su actividad).

  • El 2 de Diciembre de 1994, por lo tanto, constituímos con acto notarial la Asociación “Jesús Resucitado”(órgano jurídico de la Comunidad) que será reconocida oficialmente por la diócesis de Roma en el mes de marzo de 1996, con decreto del Cardenal Camillo Ruini, Vicario general del Papa y Presidente de la C.E.I. (Conferencia Episcopal Italiana). A este le seguiràn en el tiempo otros Reconocimientos oficiales, concedidos en las varias diócesis en las que la Comunidad se va mayormente extendiendo.

1997

  • En el mes de Enero Alfredo Ancillotti, después de una personal reflexión y en un clima de grande serenidad, decide dejar la Comunidad Jesús Resucitado.
  • En el mes de Noviembre, durante el Curso de Animadores, aplicando las “Líneas características”, se procede a la renovación de los miembros elegibles del CNS. Resultan confirmados Roberto Ricci e A. Alberta Avòli y viene elegida por primera vez Clara Rioli.

1998

  • El 30 de Mayo, Vigilia de Pentecostés, es para nosotros y para toda la Renovación Carismática Católica una fecha realmente “histórica”: el Papa Juan Pablo II por primera vez convoca en la  Plaza de San Pedro a todos los Movimientos laicos y a las nuevas Comunidades, para celebrar juntos la Víspera solemne. La Plaza está abarrotada, el clima es indescribible, las palabras que nos dirige son de una gran fuerza espiritual y cambian el curso de nuestra historia, ya que consagran  nuestra plena pertenencia a la Iglesia y ahuyentan de tal modo los temores de todos los que, sobre todo entre los Pastores, no tenían bien claro todavía este particular diseño del Espíritu Santo.

El acontecimiento también es precedido por un Congreso mundial de los Movimientos eclesiales, que se llevará a cabo en la “Domus Pacis” de Roma, desde el 27 hasta el 29 de mayo, al que representando a la Comunidad Jesús Resucitado, participan Giampaolo e Anna Mollo.

  • El 1 de Septiembre de 1998 también Giampaolo Mollo vuelve a la casa del Padre. También él vivió los años de su larga y dolorosa enfermedad sirviendo siempre al Señor y a la Comunidad con gran donación y valor.

Los años que siguen están llenos de nuevas misiones, nacimientos de nuevas Comunidades y nuevos Reconocimientos por parte de los Obispos locales.

El 2000, Año Santo, está caracterizado entre otras cosas por tres importantes acontecimientos:

  • El 14 de Octubre, nos encontramos en la Plaza del Pueblo, donde se ha montado el palco de las grandes ocasiones, para dar vida a una fuerte oración carismática junto a la Renovación en el Espíritu y a la Comunidad María, dando testimonio de aquella grande y articulada familia que es la Renovación Carismática. La plaza está llena de hermanos y hermanas de las tres realidades llegados de todas las partes y el júbilo en las lenguas no resuena esta vez en el interior de una catedral, sino tomando caminos peculiares, alcanza los oídos y el corazón de quien se encuentra pasando “por casualidad” por la plaza o por las calles adyacentes.
  • En Diciembre nuevas elecciones del CNS. Vienen confirmados los cónyuges Ricci y Clara Rioli y viene elegido por primera vez Gabriele Tauro.
  • El 16 de Diciembre nos encontramos, Comunidad Jesús Resucitado y Comunidad María unidas, para celebrar nuestro Jubileo en la iglesia de “S. Juan de Letrán”, que es la catedral de Roma… Mientras elevamos un himno de gloria en las lenguas, suave y potente a la vez, nos preguntamos dentro de nuestro corazón si no estamos por casualidad “soñando”… porque es lo que habíamos deseado siempre, llevar nuestro don a la Iglsia, y ahora nos parece demasiado bonito para ser verdad.

El 2001 es el año en que inician las misiones internacionales, mediante las cuales la Comunidad se implanta en otras Naciones de Europa y de América, sobre todo del Sur. Muchos de estos nuevos hermanos y hermanas nos testimonian que han vuelto a vivir, a través de nosotros, la potencia carismática de cuando habían conocido la Renovación Carismática hacía 20 años o más. Hacer venir una delegación al Congreso en Italia (que, precisamente, desde este momento se convierte en Internacional de verdad) será para nosotros un compromiso, al cual el Señor no nos hará faltar providencialmente, cada año, incluso la cobertura económica. 

2002

  • El 14 de Marzo el Papa Juan Pablo II recibe en audiencia privada a la Renovación en el Espíritu, que extiende la invitación también a la Comunidad Jesús Resucitado y a la Comunidad María.
  • Realizamos finalmente el nuevo libro del Seminario para la efusión del Espíritu, en dos volúmenes, que va pronto en reimpresión, traducido al español. Todas las publicaciones de la Comunidad conocerán pronto un gran impulso, así como análogamente ocurre con los CD de los cantos, compuestos e interpretados en Comunidad, y con los DVD de los Congresos, válido instrumento de testimonianza y de evangelización.

2004, Junio: Inauguración de la nueva Sede. También ésta fruto de la providencia del Señor y de la fe y generosidad de muchos. Se halla en Roma, en Via Servilio Isarnico 16/18.

2006, Vigilia de Pentecostés. Dando aprobación  y continuidad a la elección hecha en 1998 por Juan Pablo II, también el Papa Benedicto XVI convoca en la Plaza de San Pedro a los Movimientos eclesiales y a las nuevas Comunidades y las bendice.

Además, precisamente para consentir una adecuada participación en este evento a toda la Renovación Carismática, el SRCCI decide anticipar un año el Encuentro previsto con motivo de los 40 años de vida del Movimiento.

A esta “Conferencia abierta” -en la que figuras históricas de la RCC se centran en las aportaciones fundamentales que la experiencia del “bautismo en el Espíritu”, con la consiguiente reflexión teológica, ha llevado a la vida de la Iglesia enriqueciéndola- le siguen otros 3 días de “Colloquium”, en el que unos 230 líderes, representando varias realidades y ministerios de la Renovación Carismática en el mundo, ponen en común la visión profética y las prospectivas concretas que el Espíritu Santo les muestra para el “mañana”.

Representando al CNS de la Comunidad Jesús Resucitado invitan a los cónyuges Ricci, quienes en la profundación que harán en el grupo de lengua italiana, tendrán la ocasión de ratificar la realidad compleja de la situación italiana.

2007

  • En el Congreso de Abril celebramos los 20 años de nuestra Comunidad Jesús Resucitado. Participa, entre otros Obispos, Mons. Stanislaw Rylko. Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, que se encuentra aquí por primera vez y se muestra muy complacido por todo lo que tiene ocasión de constatar: por la consistencia no solo numérica de la Comunidad, por la presencia de tantos jóvenes, por nuestro modo gozoso de orar.
  • En Mayo, Vigilia de Pentecostés animada por la Comunidad Jesús Resucitado, por la Comunidad María y por la Comunidad Jesús Ama en la basílica de “San Pablo extramuros”, llena con 4000 hermanos y hermanas provenientes de todo el Lazio.
Share This